¡Comparte con tus amigos!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Vamos a ir a una de las poblaciones más lejanas de Alicante dentro de la Provincia, vamos a visitar el Castillo de Dénia, una fortaleza donde vamos a poder hacer un recorrido por la historia de esta ciudad de la Marina Alta.

Para llegar a Dénia tenemos que coger, desde Alicante, la autopista Ap-7 (peaje de unos 6€) y debemos circular en dirección Valencia unos 66km para salirnos en la salida número 62 (Ondara / A-332 / Dénia / Jávea). Una vez fuera de autopista nos dirigimos en dirección a Dénia por la CV-725. Una vez dentro de Dénia no debemos abandonar la carretera que estamos utilizando y seguir todo el rato recto hasta que nos encontremos con una calle peatonal (por los alrededores podemos aparcar el coche) Ya caminando podemos seguir por esa estrecha calle peatonal donde hay bares y restaurantes a ambos lados (c/Loreto) y que nos deja en el Ayuntamiento. A la derecha del Ayuntamiento hay unas escaleras que suben a una calle por donde podemos, tras subir unas escaleras, ir a la puerta del Castillo de Dénia. (No tiene pérdida porque está muy bien señalizado)

Torre del Consell desde la calle del Trinquet, muy cercana a la entrada.

Ante todo… entrar en el Castillo de Dénia tiene un coste de 3€ por adulto. Ello nos da derecho a pasear por la fortaleza y visitar todos los rincones de la misma, incluido el Museo Arqueológico de Dénia y la Torre del Consell (de lo mejor del Castillo)

Una vez pagado el “canon” podemos pasear por sus murallas, sus torres, sus bosques… la verdad es que todo el Castillo es una pasada porque, aunque no está terminada su restauración, se pueden apreciar muchísimos elementos de las diferentes épocas que ha vivido el Castillo.

Vista de la entrada desde la cabina donde está la “caja”

Vamos con un poquito de historia. Aunque el origen de Dénia es romano, el Castillo se construyó por los musulmanes en entre los siglos XI y XII d.C. Se construyó sobre antiguas construcciones de épocas anteriores y eso se nota pues, a parte de los elementos árabes que podemos encontrar, también se pueden observar una gran cantidad de vestigios romanos.

Danniya fue capital de la taifa que se creó en el año 1010 y fue un punto muy importante a nivel marítimo y comercial (anexionado a Baleares) En 1244 la fortaleza y su entorno son conquistados para el reino de Aragón por Eiximén d’En Carròs aunque la población mayoritaria era musulmana. Esto supuso un retroceso en el desarrollo de la villa ya que se expulsó a la población musulmana poco a poco y se fue “repoblando” a fuero de Valencia, cuando Jaime II inició el dominio señorial. En las guerras entre aragoneses y castellanos el Castillo fue escenario de muchas batallas para determinar la propiedad de la villa y el castillo, sufriendo éste la ocupación de Valencia hasta 1477. A finales del XVI el Duque de Lerma (favorito de Jaime III) propicia el desarrollo de la villa y otorga el título de Ciudad a Dénia, además de expulsar a los moriscos que quedaban en 1609 a quienes embarcó en un barco en dirección a Berbería, lo que viene a ser hoy en día Marruecos, Argelia, Túnez y Libia.

Lógicamente el Castillo, después de tanto ajetreo, iba sufriendo daños y su estado empeoraba año tras año. A partir del XVIII la ciudad participó en la Guerra de Sucesión, de hecho fue la primera en proclamar Rey al archiduque Carlos. Las represalias fueron muy severas lo que provocó que la ciudad entrara en crisis. Finalmente los borbónicos la ocuparon el 17 de noviembre de 1708 con el castillo seriamente dañado.

En 1804 Dénia se incorpora a la Corona y hay un crecimiento impulsado en el barrio marinero, sin embargo el Castillo acaba hundiéndose definitivamente en la Guerra de la Independencia Española ante las tropas francesas (1808). Tras el fracaso napoleónico, la ciudad se independiza, por fin, entre 1837 y 1839 cuando hubo un incremento de población gracias a la burguesía que floreció por el comercio. A finales del siglo XIX fue cuando Dénia prácticamente dobló su población, pasando de tener algo más de 6.500 habitantes a tener 12.400.

Sin embargo el Castillo estaba totalmente en ruinas y en desuso por lo que la intención era su derribo. De hecho hubo incluso una Real Orden en 1859 que ordenó el abandono y derribo de la fortaleza sin embargo al final, afortunadamente, se pudo evitar al pasar el Castillo a manos privadas. En 1952, finalmente, el Castillo se recupera para la población y se inician las labores de restauración que, a día de hoy, aún persisten.

El Montgó desde una de las torres.

Montañas alicantinas desde el Castillo. En el centro tenemos el Cavall seguido a la derecha por el Segaria.

Hay zonas algo peligrosas, como estas escaleras que suben a la parte oeste del Castillo.

Las casas del casco antiguo de Dénia.

La vegetación en el Castillo es realmente grande, lo podéis ver en el mapa de Google que he puesto más arriba. En todo momento estamos arropados por decenas de pinos aunque hay que reconocer que en la parte oeste hay algunos caídos y atravesados. Pero en líneas generales la vegetación es muy abundante así como la fauna avícola, donde abundan, entre otras, cómo no, las gaviotas.. adictas a los castillos… y a los vertederos…

Por las empinadas escaleras que os he enseñado antes o por el bosque que hay en la entrada se puede ir subiendo poco a poco hasta la gran explanada que hay en lo alto, junto a la Casa del Gobernador, donde se encuentra en Museo Arqueológico de Dénia. Desde aquí arriba ya podemos ver el Cabo de San Antonio y la Dénia más moderna, además del puerto. También podemos apreciar, junto al Cabo de San Antonio, la Torre del Guerro, una construcción del s. XVI de la que os hablaré muy pronto.

Desde esta zona se puede apreciar la barbarie urbanística que hay a los pies del Montgó.

Si no me equivoco lo que hay entre estas dos gaviotas es el Mondúver, perteneciente a la provincia de Valencia.

Y el puerto de Dénia, enlace directo con las Islas Baleares.

Por toda la parte oeste del Castillo hay como antiguos bancales escalonados que nos dejan de nuevo en la puerta del Castillo.

Y justo en frente de la cabina donde pagamos los 3€ tenemos la Torre del Consell, del siglo XV, donde se reunía el consejo de la ciudad. Actualmente es otro museo y es una de las partes que más me gustó del Castillo, sobre todo las escaleras de caracol que suben a lo alto de la torre.

Desde lo más alto tenemos unas vistas tremendas del Montgó.

En definitiva un Castillo en continua restauración que nos permite hacer un recorrido por la historia de una de las últimas localidades de la Provincia de Alicante, la ciudad de Dénia. Un sitio recomendable, como también es muy recomendable aprovechar para ir a comer en cualquiera de los restaurantes que hay en los alrededores del Castillo o en el puerto de la ciudad; recordad que estamos en la Marina Alta y que en estas “tierras” se come de maravilla.

·

¡Comparte con tus amigos!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

5 comentarios para “Castillo de Dénia”

  • Melchor Román Ausias says:

    Denia es mis felices niñez y juventud.
    La focense Hemeroscopea.
    La Artemision griega.
    La Dianium latina.
    Denia es la blanca perla del Mare Nostrum. M.Román Ausias.

  • DENIA says:

    m yo tanbien me llamo DENIA jajaaja

  • JOAQUIN MUÑOZ ROMERO says:

    Querido Román: Me ha encantado tu reportaje. He echado de menos toda referencia a esa época (1355 a 1412)durante la que Denia fue territorio importantísimo de Alfonso de Aragón y Foix (El viejo), después heredado por
    su hijo Alfonso el Joven… y luego “regresado” a realengo de la corona de
    Aragón por haber muerto El Joven sin descedencia. También Pere March (padre de Ausiàs) andó por esos territorios (recuerda la leyenda del apresamiento de las dos “moras”)
    Saludos. Muñoz. 21 12 2013.

  • marian says:

    Hola enhorabuena por el comentario en este dia a un no he ido a visitarlo pero o cabe la menor duda que pienso ir este domingo..muchas gracias, un saludo

  • Helen says:

    Felicitar por las fotografías y los comentarios históricos. Gracias.

Deja un comentario

Sobre mi…
Me llamo Angel y nací en la ciudad de Alicante hace unos 35 años. De mi padre heredé la afición por la montaña y la fotografía, afición que quiero compartir con vosotros, así que, poneros las botas y coger la mochila que empezamos la ruta.
Síguenos…
Seguir blog por RSS Feeds Seguir blog por Facebook Seguir blog por Facebook Ver galería de imágenes Ver vídeos
SECCIONES
· · ·
·
· · ·
·
·
·
·
ENLACES IMPRESCINDIBLES
·
·
·
·
MI OTRA GRAN PASIÓN
·
·
·
·
·
·
Archivos