¡Comparte con tus amigos!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Con este artículo comienzo una serie de 4 en los que os voy a contar el nuevo Desafío que hemos realizado este año 2010. Se trata del Desafío Montgó, un nuevo reto cuyo objetivo era ver amanecer desde lo alto del macizo del Montgó, dándose la circunstancia de que el sol salía justo por encima de la isla de Ibiza. En este desafío me acompañaron Raúl Sáez de Cuesta Arriba, su mujer Asun y Fer de LinkAlicante. Ante todo quiero agradecer su aviso para que me apuntara a este desafío, me cuesta decir que no a este tipo de retos. Ha sido un verdadero placer compartir esta experiencia con ellos, puedo decir que he aprendido mucho. Os dejo con la primera parte:

Parte 1. La subida desde el Campo de Tiro de Dénia.

Para este desafío hemos utilizado la ruta de la que os hablé hace unos días, la que parte desde el Campo de Tiro de Dénia. Raúl y Asun venían desde Valencia y Fer y yo desde Alicante. A las 16h habíamos quedado en el campo de tiro de Dénia por lo que Fer y yo quedamos a las 14:30h en Alicante para salir con tiempo. A la hora prevista llegábamos al campo de tiro y unos minutos después lo hacían Raúl y Asun.

Con todo el material descargado, aparcamos los coches en el campo de tiro y a las 16:30h comenzábamos este desafío con una temperatura muy agradable y un Montgó con algunas nubes bajas, pero que pronto se despejaría. La ruta, como os comenté, comienza por una pista muy cómoda que da paso a otra pista pedregosa pero no muy incómoda. Desde esta pista ya tenemos el macizo ante nosotros. El desnivel a superar es de unos 650 metros, algo que se aprecia cuando lo tenemos de frente, sin duda. La ruta que hemos elegido tiene 3 partes, la primera va desde el campo de tiro hasta el segundo poste que se encuentra antes de los “zigzag”, la segunda es la que lleva a través de un zigzag contínuo hasta el mirador natural y la tercera es la senda peligrosa que lleva desde ese mirador a la misma cima.

Una vez completada la primera y la segunda parte decidimos tomar un descanso. Tengo que decir que mi mochila perteneció a mi padre y tiene bastantes años por lo que no es todo lo cómoda que yo quisiera. La verdad es que la última parte de los zigzag se me hizo eterna pero esa “penitencia” se pasa cuando llegamos al mirador natural por lo que podéis ver a continuación:

La verdad es que la vista es tremenda. Le tengo mucho cariño a la Marina Alta y en especial a la población de Xábia, quizá porque le dediqué mucho tiempo con el tema de los Miradores de Jávea, pero el caso es que verla a esa altura me gustó mucho. Este descando nos vino muy bien para descansar la espalda y para beber algo de agua. No hacía excesivo calor pero el sol no nos abandonó en toda la ruta.

Debo admitir que una de las cosas que menos me gustaron de esta ruta es precisamente la urbanización que recibe el nombre del Montgó, es una tremenda telaraña de chalets con piscina que contrasta con el espacio protegido que tenemos en la cara que mira al Cabo de San Antonio, totalmente despejada con apenas 3 ó 4 casas (entre ellas el campo de tiro) Pero mirando al Sur tenemos una auténtica maqueta de urbanizaciones… es la gran lacra de la Comunidad Valenciana.

Es hora de ponerse de nuevo la mochila en la espalda y guardar el agua para continuar por la zona más “divertida” de la ruta. Son las 18:10h de la tarde (o sea que llevamos cerca de dos horas subiendo) y nos queda la parte más peligrosa. Se trata de una serie de trepadas por la roca que nos lleva directamente a la cima del Montgó. En el poste indicador indica que es una senda peligrosa y realmente lo es, pero con cuidado y prestando atención de donde ponemos el pie no debe darnos más problemas. La mayor parte de esta subida la realizamos sin problemas, salvo algunos tramos en los que tenemos que utilizar las manos. Supongo que sin los 12 kilos de las mochilas es más “ameno” subir.

Pero cuando vemos el vértice se nos pasa todo, como siempre. Es un trozo de cemento pero cada vez que vemos uno, a mi por lo menos, se me pone la piel de gallina. Estamos a 751,80 metros de altura, junto al Mar Mediterráneo, y eso se nota porque hay una humedad tremenda, pese a hacer bastante calor nos sale vaho de la boca… la noche promete 🙂 Cuando nos quedaban unos metros para llegar a la cumbre aparecieron por detrás 3 personas y un perro que puedo asegurar estaba menos cansado que ninguno de nosotros. Desde aquí quiero darles las gracias por su amabilidad ya que nos dejaron el agua que les sobró, nunca viene mal tener agua de sobra.

Aquí tenemos a Fer mirando hacia el Puig de la Llorença. Lamentablemente lo que no vimos nada más subir fue la isla de Ibiza, como podéis ver en estas fotos hay nubes en el horizonte y eso, de momento, no nos permitió disfrutar de las tremendas vistas que hay de Ibiza desde la cima del Montgó, pero es algo que no nos vino de sorpresa, contábamos con ello dadas las condiciones climatológicas.

Durante algunos minutos nos dedicamos a pasear por la cima. La cima del Montgó es bastante grande, tiene como unos 100 metros de largo por unos 20 de ancho. Aunque no hay mucha visibildad podemos ver el Golfo de Valencia por un lado y nuestras montañas “preferidas” por otro (Bérnia, Puig, Toix…)

Son las 19h y hay que ir pensando en ponerse “manos a la obra”, pero la foto de familia no puede faltar. Asun, Raúl, Fer y yo, ya sin mochilas, en lo que va a ser nuestra casa las próximas horas. Aquí vamos a ver un espectacular atardecer y un tremendo amanecer, pero eso os lo contaré en los próximos artículos.

Ahora ya son cerca de las 19:30h y hay que ir pensando dónde montar nuestras “habitaciones”. Sopla un ligero viento por lo que desestimamos la idea de plantar en la misma cima aunque haya sitio de sobra y el terreno sea más o menos llano. Decidimos bajar unos pocos metros y dejarlo en un collado para que el viento nos dé tregua por la noche.

Una vez “preparadas las camas”, la sombra del Montgó ya se aprecia sobre el Cabo de San Antonio. Es curioso que la sombra del Montgó al atardecer es prácticamente idéntica a la forma que tiene el Cabo de San Antonio…  Son las 20h y el Sol nos tiene preparado un precioso atardecer…

·

Pulsa aquí para ir a la segunda parte: “Un atardecer y una noche bajo las estrellas”

·

¡Comparte con tus amigos!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

4 comentarios para “Desafío Montgó 2010. Primera Parte.”

  • fer says:

    Como siempre, muy currado. La verdad es que uno se olvida de los malos ratillos que pasamos, sobre todo viendo las fantásticas imágenes que nos dejó el fin de semana. Inolvidable 🙂

  • fer says:

    Por cierto, muy curioso lo que comentas de la sombra del Montgó y el Cabo San Antonio. Saludos!

  • Raul says:

    Perfectamente relatado, completo y detallado como siempre 😉

    Saludos!

  • Un altre més says:

    Esa zona de Alicante es para mí la más atractiva de la provincia y me ha llamado mucho la atención el mimo y la calidad con la que la han captado. Por otra parte ha calado en mí el tema de las urbanizaciones a pie de sierra. La verdad es que no sé adonde vamos a ir a parar.

Deja un comentario

Sobre mi…
Me llamo Angel y nací en la ciudad de Alicante hace unos 35 años. De mi padre heredé la afición por la montaña y la fotografía, afición que quiero compartir con vosotros, así que, poneros las botas y coger la mochila que empezamos la ruta.
Síguenos…
Seguir blog por RSS Feeds Seguir blog por Facebook Seguir blog por Facebook Ver galería de imágenes Ver vídeos
SECCIONES
· · ·
·
· · ·
·
·
·
·
ENLACES IMPRESCINDIBLES
·
·
·
·
MI OTRA GRAN PASIÓN
·
·
·
·
·
·
Archivos